¿Es adictiva la comida?

En un reciente estudio de la Universidad de Michigan (Schulte, E. M., Avena, N. M., & Gearhardt, A. N. (2015). Which foods may be addictive? The roles of processing, fat content, and glycemic loadPLoS ONE10(2)) se ha constatado como la comida procesada comparte propiedades farmacocinéticas con algunas drogas de abuso, debido principalmente a dos factores, uno de ellos es la adición de grasas y/o carbohidratos refinados, y la otra debido a la rápida absorción por parte del organismo.

El estudio se realizó en dos grupos de personas uno de ellos formado por 120 estudiantes y otro por 384 sujetos elegidos al azar a través de una plataforma de compras, a los que se le suministro el Yale Food Addicttion Scale (YFAS) que permite identificar a sujetos con conducta adictivas a los alimentos.

En EE.UU se espera que la tasa de incidencia de sobrepeso/obesidad para el año 2030 alcance el 85% y genere un gasto publico del orden del 15%. Existen muchas causas que contribuyen a la epidemia de obesidad, aunque las causas de la obesidad son multifactoriales, un factor potencial es la idea de que ciertas comidas son adictivas para algunos individuos. La adicción a la comida se ha relacionado con impulsividad y reactividad emocional, de forma similar a como sucede en el consumo de algunas sustancias. Estudios de neuroimagen revelan que existen similitudes biológicas en patrones relacionados con los sistemas de recompensa entre adictos a la comida y dependientes de otras sustancias (alcohol, drogas…). Esta adicción a la comida incrementa la activación cerebral en regiones relacionadas con la recompensa como son el núcleo estriado y la corteza prefrontal, efecto que se ha verificado de forma similar en la conducta de algunas drogas como la cocaína (Gao, Ping & De Munck, Jan & H. W. Limpens, Jules & Vanderschuren, Louk & Voorn, Pieter. (2017). A neuronal activation correlate in striatum and prefrontal cortex of prolonged cocaine intake. Brain Structure and Function. 10.1007).

Las sustancias adictivas son raras en el medio natural, solo cuando son alteradas o procesadas aumenta su potencial adictivo, como por ejemplo las uvas que al procesar se convierten en vino, o las amapolas de las que se extrae el opio en su procesamiento. Algo similar ocurre con la comida como es el ejemplo de las frutas que contienen azúcar o las nueces en contenido graso, alimentos con un bajo potencial adictivo. En la comida procesada se dan ambos, una alta concentración de azúcar y grasa, lo que permite que aumente su potencial adictivo. En los trastornos por abuso de sustancias se verifica un factor común donde un resultado del procesamiento de la sustancia es usualmente una alta concentración del agente adictivo. Un incremento potencial o una dosis concentrada del agente adictivo incrementa el potencial adictivo de la sustancia, como por ejemplo el caso del agua que contiene una concentración muy baja de etanol y muy poco potencial adictivo, pero en el caso de la cerveza contiene un 5% lo que la hace más adictiva, y luego está el caso de los licores con un contenido del 20-75% siendo mucho más adictivo y como se sabe generando más problemas de abuso que la cerveza.

Algo similar ocurre con las grasas y carbohidratos refinados en los alimentos procesados. Alimentos con un alto índice glucémico debido a la adición de carbohidratos y grasas, además se ha reducido simultáneamente el contenido en fibra, proteínas, agua…, lo que eleva su índice glucémico y aumenta la tasa de absorción en el organismo. Estudios animales han constatado que la adición de alimentos procesados producía síntomas de ansiedad, temblor, agresividad, etc.., al reducir las dosis iniciales, además se ha evidenciado en este tipo de estudios el poder adictivo del azúcar (Avena NM, Rada P, Hoebel BG (2009) Sugar and fat bingeing have notable differences in addictive-like behavior. J Nutr 139: 623–628.).

En el estudio inicial se suministró el cuestionario YFAS para medir el potencial adictivo de algunos alimentos, y evidencio que alimentos con alta concentración de grasa y azúcar eran más adictivos que alimentos con bajas concentraciones de estos. Entre los alimentos con mayor potencial adictivo se encuentran la pizza, el chocolate, patatas fritas, galletas, hamburguesas, helados, refrescos…, en el estudio tambien se incluye la sal como factor potencial adictivo.

Dentro de las características específicas de la comida se ha evidenciado que a mayor procesamiento mayor potencial adictivo, de forma análoga el índice glucémico es un predictor positivo de comida problemática que a pesar de no estar directamente relacionado con la cantidad de carbohidratos si se relaciona con la tasa de absorción. Así mismo la grasa es un predictor relacionado con problemas de adicción a la comida.

Si te ha parecido interesante el artículo no dudes en comentar!

 

Comentarios

JuanFran Herrera
Psicólogo, blogger aficionado y enamorado del Fitness.
Machacándome con los hierros desde hace más de 20 años.
En el fitness estoy convencido de que el problema no es lo que la gente NO sabe, sino lo que creen que saben y no es cierto.

- Y recuerda que sin sacrificio no hay victoria -

JuanFran Herrera

Psicólogo, blogger aficionado y enamorado del Fitness. Machacándome con los hierros desde hace más de 20 años. En el fitness estoy convencido de que el problema no es lo que la gente NO sabe, sino lo que creen que saben y no es cierto. - Y recuerda que sin sacrificio no hay victoria -